Mauricio: dolor, lirismo, ensueño y multiculturalidad

Como ya expliqué en el arranque de este blog, la literatura india es bastante responsable de este proyecto de leer una novela de cada país. Hubiera sido lo suyo, por tanto, que esta primera reseña fuera de una novela india. Pero lo pensé mejor y me decanté por Mauricio, un país africano al este de Madagascar, ya que tanto el país como la novela elegida tienen mucho que ver con la naturaleza misma de este #200Paises200Libros: a pesar de tener una superficie menor que la de Viena, Mauricio goza de una diversidad cultural inmensa debido a diversos factores históricos. ¿Algún ejemplo? A causa de la diáspora india en época del colonialismo británico, Mauricio es a día de hoy el único país africano con una mayoría religiosa hindú. Según Wikipedia, el gobierno mauriciano divide a la población en hindúes, musulmanes, chinos y población general. A esta última categoría pertenecen aquellas personas no incluidas en ninguna de las tres anteriores (mayoritariamente cristianos, sean blancos, creoles, negros o tamiles conversos). Con tal diversidad y esa influencia india tan importante, ¿qué mejor país para empezar este viaje literario?

El último hermano, de Nathacha Appanah, es una novela corta (menos de 200 páginas) cuya trama tiene bastante que ver con este encuentro entre culturas a partir de un episodio poco conocido de uno de los hechos históricos más importantes del siglo XX. Perdonadme que sea tan críptico, pero creo que se puede disfrutar más de su lectura si, como yo, tenéis la suerte de adentraros en la historia sin saber nada de ella. Todas las reseñas que he encontrado sobre el libro –incluso la contraportada- mencionan dicho episodio, así que mi sugerencia es que evitéis leerlas hasta que lo hayáis leído.

La violencia del padre abusivo, la pérdida de los seres queridos o la búsqueda de la ternura en la desgracia son algunos de los temas principales de la novela. Temas duros todos ellos, que podrían fácilmente convertir la novela en un melodrama. Pero no es el caso. Uno de los principales logros de Appanah es haber encontrado el punto justo entre lirismo, dolor, ensueño y distanciamiento en una historia tan dramática. La poesía de su prosa le confiere el tono adecuado para que no nos quedemos en el sufrimiento de los personajes –la madre, seguramente el personaje más hermoso del libro- sino que podamos sentir oler la tierra mojada y la fruta podrida tras el tifón que arrasa la isla. Todo ello al mismo tiempo que hace que nos preguntemos sobre cómo y por qué se nos fueron yendo las personas en este camino nuestro al que llamamos vida.

Como sabéis, la idea de este proyecto de #200Paises200Libros es, por decirlo así, hacer un viaje literario por el planeta. Este primer destino me ha ayudado a recordar no solo que incluso en los lugares más recónditos se esconden las joyas más hermosas, sino también que la información de la que disponemos sobre el mundo en el que vivimos nos ha llegado de un modo muy tangencial y es excitante descubrir lo que hasta ahora desconocíamos. Ni siquiera hablo del consabido “otro lado de la historia” sino de lo que no nos han contado porque alguien pensó en su momento que no era interesante o relevante. Si un buen libro nos hace descubrir nuevos mundos, El último hermano es un libro excelente. No solo por mostrarnos la riqueza multicultural de aquel país del Océano Índico sino porque nos recuerda que para poder llegar al mundo que tenemos hoy en día sufrió mucha más gente de la que nos contaron, y en lugares mucho más insospechados.

El último hermano fue editado en España por Alfaguara y, por lo que veo, hoy en día está descatalogado. Ojalá vuelva a salir al mercado y consiga vender muchos, muchos ejemplares. No solo por lo que supone para el mundo editorial que un libro escrito por una autora hindú de una isla africana se convierta en un éxito, sino para tener a nuestro alcance un pedazo de mundo con el que tenemos más cosas en común de lo que pensamos.

9788420473925

(Si la reseña te ha parecido interesante y quieres leer El último hermano, puedes comprar el libro aquí)

El último hermano – Nathacha Appanah (Alfaguara, 2010). Traducción de Ramón de España.

Bonus track musical: con tal variedad cultural, es normal que Mauricio cuente con una gran tradición musical. Uno de sus grandes géneros musicales, el segá, fue nombrado por la Unesco Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por su capacidad de romper barreras culturales y sociales, así como por suponer un punto de encuentro para diversas culturas de la isla. Para esta entrada sobre El último hermano, sin embargo, os dejo una canción del artista mauriciano Eric Triton, que con esta mezcla de blues, jazz y segá podría ser una buena banda sonora de fondo para comenzar a leer el libro de Nathacha Appanah.

 

Anuncios

9 Comments

  1. Acabo de terminarlo y tengo un doloroso nudo en la garganta… Tal vez yo sea muy sensible, pero casi la ultima mitad del libro la leí con el estomago revuelto… Lindo y triste…

    Me gusta

    1. Me alegra mucho saber que leíste el libro por mi recomendación y lamento ese doloroso nudo del que hablas. Sí, es un libro breve pero muy duro. Como decía en la reseña, creo que la historia te atrapa mucho más si no conoces nada de la trama. Especialmente la identidad del amigo del protagonista, porque se podría pensar de antemano que este es otro libro más sobre ESO. ¿Qué opinas? ¿Habías leído el argumento?

      Me gusta

  2. No, no había leído nada al respecto, seguí tu sugerencia de no hacerlo…

    Precisamente, para mí, lo que lo hace encantador es que realmente no habla de ESO… aunque también, podría ser un denuncia más … Sin embargo yo lo sentí desde el enfoque de la Redención de un hombre al que casi se le arrebata su inocencia … … …

    Gracias por este bonito proyecto.

    Me gusta

    1. Esa es otra posible lectura de la novela. Quizás más dolorosa si cabe porque es la redención de un pecado que no ha cometido aunque la culpa le arrastre de ese modo.

      Gracias a ti por formar parte del proyecto 🙂

      Me gusta

  3. He aquí una novela, como muchas otras, que no tiene visibilidad pero esconde una historia que te araña el corazón desde lo más doloroso como es la niñez. Un relato de hechos que te va llevando de un lado a otro sin dejarte en paz. Gracias por el proyecto

    Me gusta

  4. Hola Hache!

    He empezado tu proyecto, espero poder seguirlo poco a poco. Me ha gustado mucho este libro, la historia esta muy bien contada y realmente te hace pellizco en el corazón el viaje que realizan los pequeños. Es como “El niño del pijama a rayas” ese tan famoso, pero quitando toda la moralina y lagrima fácil

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s